Cuidado del Hogar -

5 ideas para limpiar con “sal”

09.30.2014
autor: Calidad y Servicio

Siempre es más recomendable usar productos naturales a la hora de cuidados en el hogar, pero ¿sabes cómo funcionan algunos básicos de la cocina para la limpieza?

La sal es uno de esos básicos que debes conocer, pero aprovecha al máximo este elemento:

1. Sal para la ropa
En el momento en que se te caiga aceite u otro tipo de grasa sobre la ropa, vierte sal sobre la mancha y frota. De esta manera la sal absorbe el exceso de grasa. Después lava como siempre en la lavadora.

2. Quitar manchas de vino con sal y limón
Sobre la mancha aplica un poco de agua con gas y acto seguido espolvorea un puñado de sal. Deja que la sal absorba el vino y después vierte un poco de zumo de limón. Déjalo actuar durante cinco minutos y lava con agua y jabón.

3. Evita que la ropa se destiña
Mete la ropa en una cubeta con agua y sal antes de lavar para fijar los colores y evitar que se destiñan en la lavadora.

4. Limpiar el horno
Mezcla una taza de bicarbonato con 1/3 de taza de sal y otro 1/3 de taza de agua en un bol hasta formar una pasta. Aplícala sobre el horno y deja actuar durante toda la noche. Frota con un estropajo al día siguiente y aclara con agua.

5. Haz un abrillantador de metales
Mezcla a partes iguales sal, harina y vinagre. Crea una pasta que puedes utilizar para abrillantar metales con un paño suave.

 

Esperamos que estos usos te sean útiles, pues siempre estamos buscando como mejorar el ambiente, sin descuidar nuestro hogar.

 

Fuente- hogarutil

 

Buscar más artículos

Artículos relacionados

No te pierdas ni una sola publicación

Suscríbete y descarga el Manual en PDF con técnicas, consejos y tips

Suscríbete usando la forma de contacto y recibe en tu correo el manual de decoración Feng Shui.

Además recibe mensualmente noticias, tips, consejos de decoración, propiedades y ofertas destacadas.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Autorizo Suscripción

Aviso de Privacidad

descarga manual

Trata no en convertirte en un Hombre de éxito, si no en uno de valor

Albert Einstein