En que fijarse al rentar una propiedad

¿Tienes pensado rentar tu casa o buscar una casa para rentar? ¡Aquí te decimos en qué fijarse al rentar una propiedad!

 


COMO ARRENDADOR

Conoce a tu inquilino.

Si no sabes de dónde son o que se dedican, siempre debes solicitarles un comprobante de domicilio, pregunta a qué actividades se dedica, eso te dará una idea de cuáles son sus ingresos económicos.

Contrato Claro

Encontrar a una persona con solvencia económica y buen historial crediticio no garantiza que sea un buen inquilino. Mejor elabora un contrato adecuado, pues la información que contenga será de gran utilidad en caso de algún incumplimiento por parte de la persona a quien le vayas a rentar el inmueble.
  
EL CONTRATO DEBERÁ CONTENER, CUANDO MENOS LAS SIGUIENTES ESTIPULACIONES: 
a) Nombres del arrendador y arrendatario.
b) La ubicación del inmueble.
c) Descripción detallada del inmueble objeto del contrato y de las instalaciones y accesorios con que cuenta para el uso y goce del mismo, así como el estado que guardan.
d) El monto de la renta.
e) La garantía, en su caso.
f) La mención expresa del destino habitacional del inmueble arrendado.

g) El término del contrato (generalmente un año).

De igual manera, se deben especificar las obligaciones que el arrendador y arrendatario contraigan adicionalmente a las establecidas en la Ley, como la cuota adicional que le cobrarás en caso de que se retrase el algún pago, si le vas a permitir que tenga mascotas, fechas en que deberá pagarte la renta, plazo en que si no paga a tiempo se puede proceder legalmente y cómo debe dejar el inmueble cuando piense desocupar, entre otros.
Además, en el contrato debes especificar en qué condiciones se encuentra el inmueble, así como el estado de ventanas, puertas, chapas, sanitario, instalación eléctrica, estudio, etc.; servicios adicionales con los que cuenta: teléfono y estacionamiento.
  
RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS 
Cuando el propietario y el arrendatario llegan a un acuerdo sobre la renta del inmueble, la relación no termina ahí, pues ambos tienen compromisos mutuos. A continuación te mencionamos algunas responsabilidades del arrendador:
a) Realizar las reparaciones que necesite el inmueble. Por ejemplo, impermeabilizar el techo antes de la llegada de las lluvias.
b) Mantener en buen estado las conexiones eléctricas, de plomería y chapas de las puertas, entre otras.
c) Mantener limpias las áreas que son comunes.
d) Indicar si se cuenta con estacionamiento.
e) Hacer caso a las sugerencias del inquilino sobre el mantenimiento que requiera el inmueble.

TAMBIÉN EL INQUILINO TIENE SUS RESPONSABILIDADES, HE AQUÍ ALGUNAS DE ELLAS: 
a) Pagar a tiempo la renta.
b) Avisar al propietario sobre el mantenimiento que requiera el inmueble u otros aspectos que considere importante.
c) Comentar con el propietario si piensas realizar algún tipo de mantenimiento, por ejemplo, pintar el interior del inmueble, cambiar la chapa de las puerta, etc.
d) Comunicar con anticipación al arrendador que dejarás el inmueble.
e) Utilizar la propiedad alquilada sólo para los fines establecidos en el contrato.

 


COMO INQUILINO

 

Busca una casa o departamento durante temporada baja.

Alquilar una vivienda tiene temporadas altas y bajas que dependen de la ubicación de la misma. Por ejemplo, la temporada baja para un área universitaria es normalmente durante el verano o vacaciones de invierno, cuando muy pocos estudiantes están buscando en dónde vivir. Averigua cuál es la temporada baja para alquilar una vivienda en tu área para que consigas un mejor precio.

Negocia.

A la hora de alquilar, cita al arrendador y preséntale diferentes motivos por los que te pueda ofrecer un mejor precio. Uno de ellos puede ser demostrarle que eres una persona confiable y que cuidarás de la propiedad mientras alquilas. También puedes negociar que en lugar de bajar la renta incluya ciertos servicios en el contrato, como la cuota del mantenimiento o un estacionamiento extra.

Familiarízate con los términos y cuotas de tu contrato.

 Antes de firmar el contrato de alquiler debes contestar éstas preguntas: ¿Es por seis meses o un año? ¿Cuáles son las cuotas que debes pagar aparte de la renta? ¿Existe un cargo si decides dejarlo antes de que termine tu contrato?

Contrata un seguro para inquilinos

Aunque el arrendador cuente con un seguro para la propiedad, esto no cubre tus pertenencias. Puedes contratar un seguro para inquilinos por menos de lo que tú piensas. Un seguro para inquilinos protege tus bienes contra incendios, robo, e incluso puede cubrir los gastos de una mudanza inesperada. Averigua cuáles son las opciones de seguro para inquilinos más adecuadas para que siempre estés protegido.

Conoce tus derechos.

Al igual que el arrendador, como inquilino cuentas con ciertos derechos, los cuales varían de un estado a otro. Por ejemplo, tienes derecho a mantener tu privacidad dentro del alquiler, derecho de tener tiempo de buscar otra vivienda si el arrendador decide cancelar el contrato, etc. Conoce cuáles son los derechos del inquilino en tu estado. Si piensas que tu arrendador está haciendo algo injusto o indebido busca organizaciones cerca de ti que se dedican a proteger los derechos del inquilino.

Autor del mensaje

Adam Jarod

We went down the lane, by the body of the man in black, sodden now from the overnight hail, and broke into the woods at the foot of the hill.

Número total de publicaciones relacionadas para mostrar